Mediano y su “Dama del Lago”.

La torre de la iglesia del pueblo viejo de Mediano reflejada en las aguas del pantano.

La torre de Mediano, la iglesia románica del pueblo viejo del mismo nombre, en la comarca altoaragonesa de Sobrarbe, es en estos tiempos de cambio climático y necesidades cada vez más abrumadoras de agua un símbolo del sufrimiento, del sufrimiento de aquellas gentes que tuvieron que abandonar en muchos casos sus hogares ancestrales, en post de un “progreso” al que poco o nada le importó las generaciones y generaciones que habían luchado por labrarse una vida en la ribera del río Cinca.

Vista de la iglesia y esconjuradero del pueblo viejo de Mediano con la presa del pantano al fondo.

El pantano de Mediano se inauguro en 1.974 y a día de hoy lo único que queda del pueblo viejo de Mediano es su iglesia románica y los restos de su esconjuradero, la torre de la iglesia ( La Dama del Lago como la llama la Ronda de Boltaña en una de sus canciones) es visible en medio del pantano incluso cuando este está al 100% de su capacidad y es ahora el hogar de una colonia de gaviotas.

Antiguos campos ahora llanura de inundación del pantano de Mediano.
Iglesia y esconjuradero del pueblo viejo de Mediano.

A día de hoy con la apabullante sequía que estamos sufriendo y con la altura de las aguas del pantano de Mediano en mínimos, tenemos la oportunidad de contemplar los restos de lo que fue un vital pueblo del Valle del Cinca, y que fue sacrificado para que otros pudieran regar sus campos mientras los suyos pasaban a ser zonas inundables del pantano.

La Torre de Mediano se mantiene más o menos firme, a pesar de las acciones de vándalos irrespetuosos que en cuanto tienen oportunidad y la altura del agua lo permite, campan a sus anchas por sus tejados destruyendo un monumento y la memoria de unas gentes, a las que se les tiene que partir el alma cuando ven a los turistas hacerse fotos sobre los tejados como trofeo de su “hazaña”, sin pararse a pensar ni por un momento que unos metros de profundidad por debajo yacen los restos de las casas de quienes esa iglesia era parte de su vida.

Sirva este pequeño post como homenaje a todas las personas que han tenido que dejar sus casas por la construcción de los pantanos.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies